Qué es eso de la Hipoplasia Cerebelosa

¿Qué es la Hipoplasia cerebelosa?

El cerebelo es la parte del cerebro que regula el control y la coordinación del movimiento. En este trastorno, las células del cerebelo no maduran normalmente antes del nacimiento, lo que provoca signos clínicos relacionados con la falta de equilibrio y coordinación, entre otros.

Es más común en gatitos que han estado expuestos al virus de la panleucopenia (también llamado moquillo felino) en el útero. Es menos frecuente en los perros, donde puede estar relacionada con la infección por parvovirus en el útero. Se cree que algunos casos son hereditarios.

¿Qué significa... para el perro y para el dueño?

El cerebelo es la parte del cerebro que regula el control y la coordinación del movimiento voluntario. Con un órgano con poca capacidad de desarrollo obtentremos como resultado la incapacidad de realizar movimientos naturales, y resultando muy dificil realizar acciones cotidianas como sentarse, caminar, correr o inclinar la cabeza para comer o beber. 

Los signos clínicos de la disfunción del cerebelo en los cachorros afectados van de leves a graves, dependiendo de cada caso, y pueden incluir un equilibrio deficiente, una postura amplia (pies muy separados), una marcha rígida o con pasos largos, una aparente falta de conciencia de la posición de los pies (estar de pie o caminar con un pie doblado) y temblores en la cabeza o el cuerpo.

Los cachorros afectados tienen una agudeza mental normal.

Aparte de las anomalías en el equilibrio, coordinación y las complicaciones que ello conlleva, por lo general, la salud general del animal no se ve afectada (dependiendo de cada caso). 

¿Cómo se diagnostica la Hipoplasia cerebelosa en el perro?

Los signos clínicos (relacionados con la descoordinación y la falta de equilibrio) son evidentes desde que los cachorros caminan y son indicativos de un trastorno cerebeloso.

El veterinario realizará pruebas para descartar otras afecciones que puedan causar signos similares.

¿Cual es el tratamiento veterinario para la Hipoplasia cerebelosa?

No hay tratamiento. Los perros afectados pueden llevar una vida adaptada (en función de cada caso y su afectación),  sobre todo si los propietarios pueden ajustar sus expectativas a las limitaciones del animal. Si que resulta clave el inicio del entrenamiento de compensación de movimientos en cachorros, ya que el cerebro es plástico, pudiendo aprender movimientos de compensación adaptados, que mejoren su calidad de vida.

El temblor no intencionado (tanto de la cabeza como de las extremidades) es frecuente. Los temblores empeoran con el estrés o la excitación y disminuyen cuando el perro está en reposo.

PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE ESTE TRASTORNO, CONSULTA A TU VETERINARIO.


REFERENCIAS

Jones B, Shiel R. Trastornos neurológicos. En: Shaer M, ed. Clinical Medicine of the Dog and Cat. Londres, Reino Unido:Manson, 2010: 644.

Coates, J.R. 1996. Weeble, wobble, roly, poly: a study of cerebellar disease. ACVIM-Proceedings of the 14th Annual Vet. Med. Forum. pp 684-687. Esta referencia proporciona una lista completa de razas, con los hallazgos clínicos y patológicos asociados.


¿Quieres apoyarme? 
¡Eso es fantástico!
Bizum Solidario
+34 687 129 630

¿Quieres apoyarme? 
¡Eso es fantástico!
Bizum Solidario
+34 687 129 630