Qué otras cosas complementan mi Diagnóstico

Esto es raro raro raro 

Mi caso es un tanto complicado, ya que no tengo que convivir únicamente con la hipoplasia cerebelosa, hay más. Todo ello indica hacia una posible exposición y afección del virus del moquillo o similar cuando aún estaba en la tripa de mi madre, que afectó a muchos aspectos de mi desarrollo (neurológico, óseo, muscular, etc), y quehizo imposible prever nada cuando era un cachorro

También está la posibilidad de que únicamente sea mucha mala suerte, ya que ninguno de mis hermanos ha desarrollado aún nada referente a esa enfermedad, cuando debería ser lo normal (ya que es infecciosa). En cualquier caso, nunca lo sabremos, pero las pruebas indicaron hace mucho que, si alguna vez tuve moquillo o similar, ya no lo tengo, ni lo puedo contagiar a ningún otro animal.

Las consecuencias de una enfermedad vírica prenatal, hereditaria o que me haya mirado un tuerto a la que pasaba por debajo de una escalera en lo que se le caía un espejo sobre un gato negro, han conformado mi día a día y, en cierto modo han hecho de mi vida algo, cuanto menos, poco aburrida. 

También es importante saber que todas mis afecciones complementarias han ido apareciendo y desarrollándose poco a poco, año tras año, no todo de golpe, y siempre ha habido una alternativa médica que ha preservado en gran medida mi calidad de vida (siempre adaptada). Conmigo, cada año es una aventura. Agarrense los machos que comenzamos:


Puedes hacer clic en cada una para conocer más sobre ellas