Discapacidad auditiva

Estoy sordo como una tapia, de nacimiento. Muy probablemente sea una deficiencia en el desarrollo provocada por todo lo que te comentaba al principio. 

En realidad la sordera para mí no es tan mala como la pintan. No duele ni molesta. Tampoco sé lo que es oír, por lo que no necesito compensar aquello que nunca tuve. Lo que si aprendí, desde muy pequeño, es a mirarlo todo y aprender mucho de la comunicación no verbal. De la dirección donde miran los otros perros o siento vibraciones, he aprendido que ahí ocurre algo. Con mi dueño nos comunicamos a base de señas y no tenemos problemas. 

También tiene un lado positivo, y créeme que se disfrutarlo. Duermo como una cesta de gaticos al lado de una estufa. Ya puedo estar en la calle, una escuela, o un concierto, que si me viene el sueño, nadie me molesta. Ya pueden estar haciendo una mascletá de manera literal a mi lado que siestas como las mías no se las echa nadie, de las de pijama, manta, y babeo del bueno. Aquellas que te despiertas y no sabes ni en el plano existencial en el que estás. Una maravilla.



¿Quieres apoyarme? 
¡Eso es fantástico!
Bizum Solidario
+34 687 129 630